el despertar

Paso 10

La zona de confort

Aunque te queme, ahí permaneces inmóvil

cambia de vida
 La zona de confort no es más que el lugar ya conocido en el que permanecemos posicionados ante la vida y las situaciones. Nos encontramos en nuestra zona conocida, a la que ya estamos acostumbrados y ya sabemos que ocurrirá, aquí no necesitamos estar alerta, esta es una posición de quietud, en la que no hay avance ni crecimiento, preferimos lo conocido aunque sea doloroso antes que enfrentarnos a un cambio. Puede ser una relación, un trabajo o mantener unas amistades. Aunque en lugar de sumar, nos reste en nuestra vida, es lo conocido, tendemos a pensar que un cambio puede darnos algo aún peor. 
A nivel biológico las neuronas ya tienen un mapa de rutas establecidas. Cuando realizamos acciones o tareas, las neuronas realizan caminos específicos. Tras realizar repetidas veces estas acciones, finalmente las neuronas terminan dejando marcado ese mapa de caminos por el que viajan mas rápidamente y cada vez se realizarán de forma más automatizada (es un camino que ya han aprendido y adquieren tendencia a realizarlo). Forzar a que las neuronas cambien estas rutas conocidas y creen otras nuevas supone un esfuerzo mental adicional. Para nuestro cuerpo, realizar cambios a lo habitual no es tarea sencilla, ya que nuestra propia biología debe hacer nuevos cambios a nivel neuronal, pero esto no quiere decir que no se pueda, en el paso 2 ya vimos como crear o cambiar estos mapas aprendidos. 

Práctica

Debemos hacer ese esfuerzo necesario para poder salir de nuestra zona de confort, solo en este acto puede surgir los cambios positivos, nadie vendrá a solucionar el problema con tu pareja, no puedes esperar a que en tu trabajo por fin te valoren y te aumenten el sueldo, esos «amigos» con los que no terminas de conectar no cambiarán para que se comporten a tu gusto. Debes tomar acción, salir de tu zona de confort, lanzarte al vacío sin miedo, debes enfrentarte a nuevas situaciones. Algunos amigos me decían: «mi vida sigue igual después de 10 años», y yo le pregunto: ¿Cambiaste algo de lo que hacías? pués entonces tu vida no cambiará. Si quieres un cambio real debes cambiar como vives, lo que haces, como piensas, con quien te relacionas, si no, todo seguirá igual. Te doy ánimos para que por fin tomes acción en tu vida y la cambies para siempre si es lo que deseas.  

Comentar este paso en redes sociales

© 2020 Todos los derechos Reservados