el despertar

Paso 9

La atención

¿Ves la sombra o la luz que la proyecta?  

cambia de vida
Un chico está contemplando un cuadro, en él, aparece un inmenso paisaje y en el centro un pequeño ciervo, esta solo, ¿se habrá perdido?, finalmente le parece un cuadro triste y se marcha con este sentimiento. Mas tarde viene un anciano, ve ese ciervo, pero se centra en las grandes y verdes montañas que abarcan la gran mayoría del cuadro, observa cada árbol, cada uno distinto, parecen movidos por el viento, todo esta cubierto por flores, a lo lejos entre otras montañas vé un río que refleja los rayos del sol, «que afortunado es ese ciervo disfrutando de tal belleza», el anciano se marcha feliz. 
Ya vimos que cada persona tiene una interpretación de la realidad, ponemos el foco en lo negativo o positivo dependiendo de nuestro estado emocional. Siempre hay una persona más negativa viéndolo todo peor de lo que es, el positivo encuentra algo valioso en la adversidad o le resta importancia a lo malo, la situación es la misma, pero el foco apunta a distintos lugares. Es como si una habitación estuviese completamente apagada y llevásemos una linterna, solo estaríamos apuntando a una zona concreta, el resto permanecería fuera de la zona iluminada, pero seguiría estando ahí, aunque no alcance nuestra vista a verlo. 
Puedes elegir donde apuntar con tu linterna, en principio buscando lo positivo de cada situación. A algunos les cuesta más que a otros, pero siempre hay algo que agradecer, siempre hay algo que aprender de todo lo que nos pasa a nuestro alrededor.  

Práctica

Aunque centrarnos en lo positivo es una forma práctica de ver la vida, lo ideal es no apuntar con la linterna a un lugar concreto de la habitación, sino encender la lampara para iluminarlo todo y ver con la máxima objetividad cada situación, comprendiendo lo malo y apreciando lo bueno. Este estado de máxima objetividad es algo que requiere gran trabajo introspectivo, pero mientras alcanzas esa visión puedes empezar apuntando con tu foco a lo positivo. Practicar la positividad te aportará mucho más que solo centrándote en lo malo. En muchos casos lo malo es lo que nos llega de forma automática, lo bueno hay que buscarlo, pero si lo practicas constantemente, encontrando bien donde focalizarte, tarde o temprano tu reflejo automático cambiará para que lo primero que te llegue sea lo positivo.  

Comentar este paso en redes sociales

© 2020 Todos los derechos Reservados